Home

Esmeralda y miel…

 

Cuentan de una doncella que un día se enamoró de una sonrisa;

Ella vestía con el color de las estrellas, y un manto sabor a Luna;

Y como se sabe nació en el corazón de su tierra, el suyo era enorme;

En su sangre corría la casta oriental, tan impecable como exquisita;

 

Por herencia, dicen, sólo aceptó la grandeza, jamás necesitaría más...

 

...y así decidió irse a la vida:

Calzando, en pies y voluntad, la firmeza del sabio que conquista caminos...

Hinchando pulmones y mente con la prisa del viento, para siempre llegar...

Saciando su indestructible sed con la mágica libertad del águila, para soñar...

Y reconociendo, en los dioses y la Luna, su asombrosa intensidad para amar...

 

Sonrisa franca: labios erectos, firme su voz, penetrante su sensible palabra...

Destreza y buen talante: manos que entrelazan arte, genialidad y agudeza...

Estampa de espiga: etérea y frágil, elegante y exquisita como pétalo al viento...

Guerrera implacable: gran honor en su diestra, eterno brillo azul en su alma...

 

Ojos con el mirar del lince, cuando enseña del honor...

Aliento de esmeralda y miel, cuando entrega su amor...

Piel de perlas y exaltada, cuando aquella sonrisa arribó...

Vientre y corazón ardiendo, cuando a aquellos brazos cedió...

Vida y esencia, montaña e incienso, latentes y en silencio, shhh...

 

él, eternamente la amó...

 

3.5
Promedio: 3.5 (2 votos)